Las mejores recomendaciones para no fallar en tu primera entrevista de trabajo

Para las personas que están en la búsqueda de su primer trabajo, lo primero que deben tener en cuenta, será tener varios conocimientos en el área de recursos humanos. Esto los ayudará a definir de forma más eficiente el cargo a desempeñar. Para saber Las mejores recomendaciones para no fallar en tu primera entrevista de trabajo, no dejes de leer el siguiente post informativo, ya que estará llenos de recomendaciones que pueden ayudarte en esta nueva experiencia.

Tener un conocimiento previo sobre el qué hacer en tu primera entrevista de trabajo. No solo te dará confianza, sino que además, también te hará resaltar sobre los demás postulantes. Por otra parte, debe saber que el primer paso a seguir es la elaboración de un buen CV o Curriculum Vitae y es por eso que te explicaremos de forma resumida cómo debes crearlo.

¿Cómo crear un buen CV o Curriculum Vitae para la primera entrevista de trabajo?

Tu Curriculum Vitae o CV es la primera impresión que la empresa se llevará de ti. En el no solo serán reflejados tus datos personales, además se debe colocar cualquier estudio realizado y curso finalizado. Por eso es importante, que dichas habilidades apunten a los requisitos de la empresa. Dándoles así un poco más de peso.

Por otro lado, no debes cometer el error de mentir sobre tus capacidades laborales. Es mejor redactar un documento de presentación y ortografía impecable, donde se manifiesten los intereses y objetivos que pretendes alcanzar con la empresa. Cabe destacar, que si dominas uno o más idiomas, son una excelente alternativa para elevar tu carta de presentación o curriculum vitae.

¿Qué hacer antes de una entrevista de trabajo?

Una alternativa eficaz, antes de una entrevista de trabajo. Es investigar la historia, las políticas y el modus operandi de la empresa en la que deseas postularte. Además, puedes utilizar esta información como apoyo en tu discurso ante los entrevistadores. Demostrando así, tu interés y ansias de trabajar junto a su equipo.

Un factor imprescindible es cuidar la imagen personal. Esta debe ser pulcra en todo momento. Además, tanto hombre como mujeres deben ir debidamente peinados, con las uñas cortadas y limpias. En cuanto a la vestimenta, está debe ser acorde a los estándares de la empresa.

Recordando siempre, evitar el uso de prendas de vestir llamativas o que llame demasiado la atención, por esta razón, la clave está en llevar ropa de colores neutros, donde son protagonistas los tonos oscuros como el negro, el azul marino, el gris, el marrón, entre otros. Y siempre evitando el exceso de accesorios, como pueden ser: sombreros, lentes de Sol, cadenas o aretes grandes para el caso de las mujeres.

Lo que debes hacer en tu primera entrevista de trabajo

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, ya estarás listo para presentarte en tu primera entrevista de trabajo. Una vez, te encuentres frente a los entrevistadores de la empresa, es de suma importancia que entiendas que tus gestos y lengua corporal juegan uno de los papeles claves al momento de ser seleccionado.

Lo mejor es mantener una postura tranquila y confiable. Con esto no queremos decir, que debes dejarte caer sobre la silla. Por el contrario, tu postura siempre debe ser erguida con la espalada recta pero sin demostrar nerviosismo y rigidez. Otro factor relevante, es mantener el contacto visual con el entrevistador en todo momento. De no hacerlo, proyectarás un aire de desconfianza y temor, que por lo general, no suele agradar a las empresas.

También es aconsejable, que cuidar los movimientos de manos y brazos, estos no deben ser bruscos y al momento de apoyarlos, procura que sea en el reposabrazos de la silla y de no haberlos, solo se debe colocar sobre las piernas.

Siempre deben tener cuidado con aquello que vayan a responder. Una vez más la confianza en sí mismos, jugará un papel muy importante. Pues, nadie cómo tú para demostrar que fortalezas y virtudes puedes aportar a la empresa.

Algo que cabe destacar, es que los dispositivos móviles que puedan llevar consigo, deben ser apagados o silenciados durante la entrevista de trabajo. Así evitarán interrupciones indeseadas que podrían conllevar a la pérdida del empleo deseado.

Redactar una carta de agradecimiento

Si quieres cerrar con broche de oro, ya sea porque no quedaste del todo conforme con tu entrevista o para hacerte resaltar aún más. Una carta de agradecimiento, será la mejor opción. En ella, se debe redactar de forma muy sincera tu gratitud para con ellos. En algunos casos, esto permite al postulante quedar entre los favoritos o mejor aún ser elegido para el empleo.