Los mejores consejos para tu primer día de trabajo

Es bastante incómodo para muchas personas enfrentarse a este primer día de trabajo, sobre todo si la persona es tímida, y no está acostumbrada a interactuar con la gente. De cualquier manera ya esta situación la ha pasado desde niño con su primer día de colegio, su primer día de la secundaria, y su primer día en la universidad. Por ahora te vamos a dar los mejores consejos para tu primer día de trabajo.

Podemos decirte que de entrada trates de ser lo más jovial que puedas sin tocar los extremos, pues aunque lo mejor es tratar de ser agradable con las personas, no es bueno que parezcas una persona hipócrita a quien todo el mundo le cae muy bien.

Trata de ser sincero en tus afectos sin dejar de demostrar preferencia por alguien que te sea más afín. Lo importante después de todo, es no crear una situación tensa con ninguno de tus compañeros y menos tratándose de que es tu primer día de trabajo.

Tomar un café junto con otros compañeros es una buena manera de romper el hielo, a veces puedes creer haber percibido que no le fuiste muy simpático a determinada persona, y todo estaba en tu mente, pues a la hora de compartir el café, fue la primera que te dirigió la palabra y tal vez te pasó el sobrecito de azúcar. Haz tú lo mismo, no te rezagues que todo este mal trago se va a ir suavizando y te darás cuenta de que a la semana ya estarán programando alguna actividad para la hora de la salida.

¿Cómo vencer los nervios de ese primer día de trabajo?

Claro que debemos proponernos y saber cómo vencer los nervios de ese primer día de trabajo cuando cualquier decisión que tengamos que tomar, nos parecerá que estamos poniendo en riesgo nuestro nuevo empleo. Vamos a ver algunas de esas cosas que pudiéramos hacer para superar esta etapa de pocos días:

Puntualidad

No llegarás tarde, pero tampoco seas el primero, si llegas tarde serás muy mal visto, no solo por tu jefe inmediato o por el dueño de la empresa, sino por todos tus compañeros que no dejarán pasar por alto este detalle que de insignificante no tiene nada.

La puntualidad en el trabajo no es cuestión de empleados viejos o nuevos, es cuestión de ética y no cumplir con esta norma es ser un caradura que merece ser despedido en su primera oportunidad. Llegar tarde el primer día de trabajo es sinceramente imperdonable.

Vestimenta

En cuanto a la manera de vestirte, el primer día prueba con  un atuendo sencillo, pero formal, trata de no sobre salir en ninguno de los extremos, porque te vas sentir mal, tanto si vas muy elegante y los demás están la mar de sencillos, como si pecas de modesto y vas a quedar por debajo de los demás en cuanto a elegancia.

Buen desenvolvimiento

No pronuncies el nombre de ningún compañero antes de estar seguro de la pronunciación correcta no vaya a ser cosa de que a algún Michael, Le digas tal como se escribe siendo la pronunciación correcta “Maikel” o “Maicol”. Aparte de que se burlarían de ti aunque no en tu cara, quedarías muy mal parado. Sobre todo si es el nombre de tu jefe.

Por supuesto, que tampoco ese primer día, serás el primero en abandonar la oficina. Quizás es bueno que te quedes un poco más, es posible que tu jefe quiera hacerte alguna observación y prefiera que ya todos se hayan ido. Sin embargo después que al menos se hayan ido un par de personas, puedes preguntarle si te puedes retirar.

No asumas ninguna responsabilidad de buenas a primeras, ni tomes ninguna decisión trascendental hasta no estar bien seguro de lo que vas a hacer, mejor para tomar tus primeras decisiones consulta primero, después de todo, será solo cuestión de una semana a lo sumo.

Evita los vicios

Si fumas, no seas el primero en tomar la iniciativa de salir a hacerlo, espera que otros lo hagan, y espera por lo menos unas horas después de haber comenzado las labores, no sea que en tu primer día de trabajo, ya a la media hora tu jefe pregunte por ti y le digan que estás en el área de fumadores, en vez de estar empapándote de aprender donde están las cosas para irte familiarizando con tu nuevo trabajo.

No es recomendable utilizar casco de música, al menos hasta no estar bien seguro de que se te va a permitir. Espera a estar seguro y no des pie a que el jefe te llame la atención al respecto.